EL FRASCO DE TUBO DE VIROSPACK, UNA EXCELENTE ELECCIÓN PARA PRODUCTOS COSMÉTICOS

El mundo de la cosmética ha evolucionado mucho en los últimos años. Y hoy la oferta es amplísima, en ingredientes, texturas, colores, presentaciones, modo de empleo… Pero si algo no ha cambiado es la idoneidad del frasco de vidrio como contenedor de productos de belleza. Sea cual sea su formulación y forma galénica, el frasco de vidrio sigue siendo el envase por excelencia en cosmética. Y es que sus cualidades lo hacen único.

Virospack, especialista en cuentagotas, con más de 30 años de experiencia también en la fabricación de vidrio tubular en sus propias instalaciones, y con una producción anual que supera los 20 millones de viales, ofrece una amplia gama standard de frascos de tubo. Frascos de vidrio de diámetros, capacidades y roscas muy variadas, y por supuesto totalmente personalizables, para responder a la demanda del mercado y de cada uno de nuestros clientes.

La clase 1 de vidrio de tubo fabricado en Virospack es fuerte, liviano y resistente. Un frasco altamente compatible con las delicadas fórmulas cosméticas, de excelente nivel de calidad y transparencia. Un frasco de completa neutralidad que presenta además una fantástica relación fuerza-peso así como una correcta estabilidad dimensional.

En la nueva unidad productiva de Virospack, la sección de vidrio es una de las más importantes. Una sección totalmente automatizada con maquinaria y tecnología de última generación, en la que el procesamiento de transformación de vidrio se realiza de forma eficiente, limpia, rápida y segura. Un procesamiento que garantiza que los componentes se transforman en condiciones ideales según los requerimientos de fabricación más altos. Y es que Virospack ha realizado una importante inversión para conseguir la mejor relación coste-eficiencia, con 9 líneas de producción de viales y una capacidad de fabricación diaria de 90.000 frascos, 20 millones de envases de vidrio de tubo al año. Y por supuesto, respetando el medio ambiente y proporcionando a los empleados unas buenas condiciones de trabajo.

El uso de un vidrio hidrolítico neutro de primera clase en transparente o ámbar, garantiza además el mejor acabado. Y la amplia gama de técnicas de decoración de la compañía, la total personalización del frasco.

Virospack ha invertido progresivamente en nuevas máquinas flexibles con sistemas de control de visión y estaciones versátiles que pueden transformar una importante variedad de diámetros, con la posibilidad de producir una amplia gama de viales con diferentes tamaños y capacidades. Su método de producción se caracteriza por su flexibilidad para adaptar la altura, el diámetro y la rosca del cuello.

Su catálogo estándar, ofrece frascos de los 2 a los 30ml de capacidad. Frascos que combinan perfectamente con los cuentagotas, clásicos o de pulsador, de la compañía. Un total de más de 160 posibles combinaciones de envase final dispensador en cuentagotas de calidad.

El vidrio tubular permite además tamaños personalizados sin ninguna inversión en moldes.

El envase dispensador compuesto por un frasco de vidrio tubular y un cuentagotas -ambos desarrollados, fabricados decorados en Virospack-, es la mejor elección en packaging para sérums, aceites, tratamientos para cabello y uñas, bases de maquillaje y coloretes líquidos, productos iluminadores, lociones y fluidos para el cuidado de la piel facial o corporal….y otros cosméticos de baja viscosidad.

La calidad, transparencia y compatibilidad del frasco de vidrio tubular de Virospack se unen a la precisión, comodidad y seguridad de sus cuentagotas, ofreciendo en definitiva un conjunto funcional y elegante, totalmente personalizado, excelente para productos cosméticos